martes, 18 de mayo de 2010

XII Carrera Truchillas-Vizcodillo, una prueba única

La semana transcurrió entre dudas y temores.... un temporal barría la parte norte del país, dejando nieve por encima de los mil metros. Nosotros corríamos en Truchillas (partíamos de 1100 metros para ascender hasta mas allá de la cota 2100 para mantenernos rodando por la Cabrera a más de 1700 metros)

El día anterior recibí un correo de la organización de la carrera donde se nos avisa de que a pesar de que el temporal remite, llevemos ropa de abrigo, tendremos nieve (entre 15-20 cm) durante toda la zona alta de la carrera.

Solo quedaba esperar que el viento no hiciera acto de presencia... así el día sería perfecto.

El día amaneció completamente despejado con una temperatura agradable acompañada de una ligera brisa, lo cual vaticinaba una maravillosa jornada de trail running.

Por nuestra parte Tito (Toledano ) y yo quedábamos en Ourense a las 6.45 para partir a nuestro destino. A pesar de ser increíble en él, y debido a haberse metido en la piltra mas allá de las 03:00 am, el amigo Tito se queda dormido y yo veo amanecer en el portal de su casa. Me pide 10 minutos que fueron 15 (jeje) )se los concedo mientras empiezo a pensar de verdad en la maravillosa jornada que nos aguarda.

Después de dejar la autovia y tirar hacia Castrocontrigo, ya que la subida al Alto del Peñón desde la carretera de Doney de la Requejada estaba cortada por nieve, nos dirigimos a Truchillas, pasando primero por Truchas.


No sin antes hacer una parada a dejar un recadito donde pudimos ¡ (que tarde abren lasgasolineras y los bares por esa zona


La mañana luminosísima y clara y el poco tráfico permitió que llegáramos a la aldea de Truchillas a eso de las 9:30 después de transitar hermosas carreteras secundarias de la sierras de Zamora y León que poco tienen que envidiar a los verdes paisajes gallegos y, en las que un par de veces estuvimos a punto de atropellar a unos venados que se cruzaron delante del coche.


Ambientillo especializado en la salida. Corredores populares sí, pero de mucha calidad: Irmandiños al completo, Xabi, Lois, gente del Korpore, Santa, Esguellao, gente de Taboadela, Manuel Folgoso… gente de Correr en Galicia, bastantes gallegos y habituales especialistas de montaña.


Salida puntual a las 10:30, desde la entrada de la pista forestal que conduce al Lago Truchillas, después de unas sentidas palabras y un minuto de silencio en memoria de Oscar Pollán, conocido montañero de la zona y miembro de la organización de esta carrera que falleció el pasado mes de noviembre en la montaña.


Debido al catarro que arrastraba desde el martes pasado tenia claro que el principal objetivo era acabar la carrera y conociendo el perfil sabia que podria correr a ritmo tranquilo hasta el km 2 o 3 . Dicho y hecho en el km 2.6 me echo a andar unos metros (llevaba el chaleco en la mano cosa a las que no estoy acostumbrado y ya me sobraba todo)

Antes del km 3 vuelvo a trotar después de perder a rueda de Lois , Victor y algun forero mas, Pero a partir del km 3 la pendiente era pronunciadísima y el firme se componía de pequeños trozos de piedras lisas y cortantes, como pizarra, pero de color verde que, a mí no me ofrecían ninguna seguridad de no pegármela.

Llegando al km 4 tenemos el primer avituallamiento en el lago Truchillas, ni que decir tiene que dado el estado de mi garganta solo si un traguito y continué.... el agua estaba del tiempo (helada).

A partir de aquí la montaña se alzaba majestuosa y cubierta totalmente de nieve. Las predicciones, muy alarmantes durante la semana, se habían ido felizmente al garete y, el día de sol, sin una nube y casi sin ningún viento, además de facilitar la carrera hacían más bello, si cabe, y cabe poco, el impresionante paisaje.

A partir de aquí entrando en el km 5-6 y después de pasar por algunas zonas diría que bastante técnicas empieza el terreno nevado . Soy esquiador estoy acostumbrado a la nieve, me gusta la nieve, la altura (donde paso muchos días en invierno) no merma mi facultad respiratoria (al menos por debajo de 3000 metros) , pero una cosa es esquiar y otra es correr con zapatillas en el hielo ........

Una ladera pendiente, completamente blanca, en la que el sol se reflejaba haciendo que, la sensación térmica, ante la casi ausencia de viento, pareciese agradable, se interponía en un camino imaginario, si no fuese por una perfecta señalización hecha a base de tarjetas naranjas y cintas bicolores clavadas en la nieve cada 50 metros.

La nieve llegaba hasta las rodillas, en algunos sitios usando la senda marcada por otros corredores, en otros aventurándome a pisar nieve polvo que se hundía a mi paso, no demasiado debido a mi peso, pero que te obligaba a hacer un skipping continuo que iban machacando las piernas.

Pisar fuera de las huellas también tenia otro problema al correr con malla y calcetines cortos.... al levantar el pie de la nieve, el hilo eran como cuchillos que arañaban e incluso cortaban una y otra vez mis tobillos.

Asi las cosas y entre el km 6-7 se empieza a divisar el pico Vizcodillo (2.122 m), queda algo menos de u km, y la ascensión se hace completamente andando. (de hecho casi desde el km 5-6 andar es el mecanismo mas comun entre todos los corredores ), hubo tramos técnicos donde el gps me marcaba una ridícula movilidad de 3 km /h (para hacerse una idea, ayudándose de las manos para no caer entre las rocas y los continuos regatos que bajaban del pico).



Por fin, y después de atravesar una pequeña zona con rocas corono el pico Vizcodillo en un tiempo de 1 hora 26 minutos y 30 segundos .

Movilidad de estos primeros 8 km donde hemos subido mas de 1000 metros 5,549 km/h

Ya desde el pico, segundo avituallamiento, donde me bebo media botella de agua (otra vez helada) y me tomo una barrita de las que nos ofrece la organización .Allí me detengo un rato y contemplo el espectáculo que nos brinda el soleado y despejado dia , una extensísima vista, seguramente, incluso, además de las provincias de León y Zamora, la provincia de Ourense pero había que seguir y después de meterme en el chaleco otra barrita que me dan los de la organización me lanzo (si si, me lanzo a seguir corriendo)

Desde los casi 2200 metros de altura a los que estábamos, la bajada se intuía pronunciada pero, aunque picando hacia abajo, había que atravesar una especie de vaguada entre los picos, por supuesto completamente nevada, con inquietantes barrancos a los lados que hacían necesarios todos los sentidos para no perder el equilibrio.
Un poco más adelante había un tobogán vertical de nieve por el que había que deslizarse ya que era imposible, al menos en mi caso, bajarlo verticalmente. Nieve en polvo sí pero, menos mal que los guantes protegían mis manos porque aquella nieve sentiría como gravilla

En el km 10 , después de haber estado bajando (corriendo-deslizando) por la nieve nos encontramos otro murito de casi un kilómetro que nos deja en el km 11 y nos manda cuesta abajo hacia el tercer avituallamiento (alto del peñón)

Así las cosas a 4 km del Pico llegamos al puesto de control Alto del Peñón en el Km. 12.




Desde aquí y luego de otra ligera subida , encadenamos varios km bajando donde a pesar de la nieve , cada vez menos abundante , aunque presente ,y cada vez mas blanda, se corre a gusto, disfrutando de las espectaculares vistas.

De nuevo antes del km 16 y como vamos “fresquitos” otra subida que me hace caminar , al igual que los corredores que me acompañan. De vez en cuando echamos a correr tratando de arañar unas posiciones... alternando los puestos entre varios corredores.

Cerca del km 19 divisando a lo lejos el cortafuegos, paro a mear, bueno, lo intento . 20 segundos mas tarde y a pesar de que llevaba rato con sensación de evacuar no puedo y me echo a correr de nuevo. (posiblemente el frio que tenia en los pies, a veces ni los sentía debido al hielo que pisábamos seguido, me hizo sentir esa falsa sensación , ya que al llegar a meta aun estuve sin mear mas de una hora )

En ese momento que vuelvo a correr , miro hacia atrás y veo a Moncho, con el ruedo un rato, encaramos otra pequeña subida en la que ambos andamos unos metros y vuelta a correr... esos dos km vuelo, cuesta abajo y a escasos metros de meta (pensábamos que quedaba 1 km que al final fueron 3 y pico ) me pongo a 4’30” el km hasta justo llegar al cortafuegos ..... UFFFFFF eso hay que verlo, no vale que te lo cuenten, CREEDME. La pendiente es brutal y menos mal que el terreno totalmente cubierto de losillas permitía bajar saltando-corriendo-andando y medio de lado o como se podía. Creo que si la superficie hubiese sido tierra llana, habría que bajar directamente resbalando.


Imagen del año 2009 del cortafuegos

Al llegar abajo, la señalización estaba colocada sobre un monte lleno de carrascas que, no tanto como toxos, pero, “acariciaban” las piernas con poco mimo. A continuación se corrían unos centenares de metros por la ribera del regato que desaguaba la nieve de las montañas, por un terreno totalmente embarrado y encharcado con una considerable maleza

EL Gps ya marcaba mas de 22 km y aquello no acababa. Seguramente la nevada hizo que el recorrido aumentase desde los 20 km iniciales que supuestamente tenia la prueba.

De repente empiezo a oir voces, la meta estaba cerca, pasamos por riachuelos varias veces donde metemos en el lodo las piernas mas allá de los tobillos.

Había que cruzar el río.. Unos 7 metros de ancho, menos de un metro de profundidad, lecho de piedra, aguas frías de montaña, truchero, a todas luces. La zona de vadeo tenía una leve corriente y, en ella se congregaban algunas personas para ver como lo hacíamos.



Por supuesto, entre en él corriendo y a por todas. “Por aquí, por aquí” te guiaba la gente, lo cual casi me confunde y a poco estuve de meterme en la zona profunda que me hubiera sobrepasado la cintura... quiebro! Y sintiendo casi la respiración de Moncho (que creo si cayó) cruzo el rio y salgo del agua con las piernas completamente congeladas , aunque creo que como crioterapia posterior al esfuerzo , justo antes de la meta, esta muy bien pensado

Al final cruzo la meta en poco mas de 3 horas, en el puesto 119 (coincidencia que en la Tebaida creo recordar entre también de 119)


119 1:26:30 3:10:44 927 DEL CAMPO RODRIGUEZ, OSCAR



Luego una paella campestre en la que TITO rompió el vaso y el plato de cerámica de recuerdo de la carrera, al caer por unas escaleras y, regreso a Ourense, no sin antes hacer un recorrido turístico por las vegas del Tera, al perdernos por las carreterillas españolas..... (al salir de Castrocontrigo tiramos para el este en vez del oeste después de tomar un cafelito)

OTROS

WEB DE LA CARRERA

ENLACES A FOTOS

ENLACES A FOTOS

ENLACES A FOTOS

CLASIFICACION


OTROS (bis)

- NI una sola ampolla, joder con el frio que llevaba en los pies.....

- Volvi afonico por completo, el Lunes no podia hablar (el aire frio es lo que tiene cuando uno ya va medio acatarrado)

- Del trancazo de pecho curado (creo)



8 comentarios:

Pipe dijo...

Enhorabuena... AVENTUREROS!!! ni de coña me metía yo en una así... Por cierto, la foto es GUAPISIMA! amplíala y enmárcala.

Arriba Esprintes!

José Ignacio dijo...

Este mundillo trail engancha por carreras como esta, cada años algo la hace diferente al anterior y este año parece según lo que contais todos y lo que se ve en las fotos un autentico lujo. Enhorabuena por haber pasado una jornada "épica"...Un saludo desde el Bierzo de los partepiedras

oscar.rdez dijo...

Buffff Oscar, in-cre-í-ble! Felicidades por la carrera realizada. El relato que haces y las fotos que enseñas muestran los grandes paisajes por los que debisteis pasar.

Paco Montoro dijo...

Oscar te felicito por tan extraordinaria carrera. Aquí no fue la nieve, todo lo contrario, el calor y el sol que castigó nuestras espalda. Lo cierto esque este tipo de carrera, me ha encantado, no descarto repetir. Lo del río es una pasada...un abrazo

Oscarunin dijo...

PIPE.- Tu no te metias? eso habria que verlo.. todo es ponerse, y seguro que lo gozarias

JOSE IGNACIO.- Gracias coelga, algun dia nos veremos por los Aquilianos... de momento conoci a colegas tuyos en la Tebaida y tambien sali encantado

OSCAR.- La verdad lo pasamos teta, hubo una conjuncion de factores maravillosos que conviertieron la carrera en una aventura durilla pero increible. Me alegro de haberlo vivido

PACO.- repetiras. repetiras..el monte, la montaña, la naturaleza tiene algo.... no se, somos parte de ella, quiza sea eso. Por mi parte prefiero la montaña nevada y fria que la soleada.. el calor y yo no nos llevamos muy alla

Guillermo dijo...

Caigo por aquí por primera vez.
Y ya veo que te metes en unos "fregaos" majos.
Enhorabuena.
Y aquí tienes un lector más.

Salu2, Guillermo

Furacán dijo...

Espectacular. La foto es para enmarcar. Tienes razón me hubiera encantado.

Oscarunin dijo...

Guillermo.- Estos "fregaos" como tu dices, son los que te hacen sentir vivo de verdad jeje, o vas vivo o vas al suelo jeje

Furi.- Ya sabia yo que te gustaria, ya vi ell video de Penedos... a ver si este año me tiro a por el maraton entero.. aunque ... ufff 42 km mi madre (24 ya son una pasada)